Córdoba

Así se robaron los recursos de la salud en Córdoba | Informe Especial

La historia se remonta al año 2015, cuando la Contraloría empezó a evidenciar que en el departamento de Córdoba se usaron excesivamente recursos públicos para financiar la salud, desde 2010 y durante cinco años. Al hacer una revisión, la entidad notó cómo se utilizaron a personas para que fingieran estar enfermas de hemofilia con el objetivo de cobrar por medicamentos para el tratamiento de esa enfermedad y que no estaban incluidos en el plan obligatorio de salud (POS).  

Y es que en tan solo un año, los pacientes de esa enfermedad pasaron de 40 a 90, lo que prendió las alarmas en el Ministerio de Salud, al tratarse de una patología poco frecuente en Colombia y mucho menos en el departamento de Córdoba.
Después de cobrar por esos medicamentos, al Sistema General de Participaciones- SGP-, la plata se la repartían entre funcionarios y contratistas de la región, empezando por el propio gobernador de la época, Alejandro Lyons, quien hoy enfrenta un proceso de responsabilidad fiscal en la Contraloría. 
En este entramado de corrupción jugó un papel importante el testigo clave conocido como Guillermo Pérez, quien era el representante legal de la EPS Unidos por su bienestar, una de las instituciones que se utilizó para poder desviar recursos en este cartel. Su confesión fue determinante ante la Fiscalía para conocer cómo se repartieron la plata. 
Igualmente la Contraloría, en sus investigaciones, hizo entrevistas a los supuestos pacientes y allí se dio cuenta que muchos no habían recibido el medicamento o que en muchos casos no existían, también encontró que había nombres inventados o personas que ya habían fallecido. 
La entidad de control estableció que la plata que en total alcanzaron a cobrar ascendió a más de 50 mil millones de pesos, y en tres años de investigación hay una lista con más de 30 personas vinculadas, entre gobernadores, congresistas, contratistas y fiscales. Sin embargo, por este escándalo solo hay un condenado. 
En las calles de Córdoba no hay conciencia del coronavirus 

Sigue La W dialogó con el representante de la veeduria ciudadana de de Cereté, Abraham Homero Ángulo, quien indicó que «en varios municipios del departamento no hay recursos suficientes para enfrentar un eventual y masivo contagio de coronavirus y que los hospitales tampoco están dotados de manera adecuada». 
Dijo que el personal médico de los hospitales no cuenta con la dotación adecuada para el protocolo de atención a pacientes positivos con Covid-19 y que todo se
deriva ante la falta de dinero por el robo de los dineros de la salud durante la administración de Alejandro Lyons, sumado al desvío de recursos del Programa de Alimentación Escolar -PAE-. 
Frente a las campañas que se adelantan en el departamento de Córdoba para que las personas se queden confinadas en sus casas como medida preventiva, señaló «que no se está acatando en su totalidad porque hay municipios que viven de la informalidad y muchas personas continúan en las calles rebuscando dinero para llevar a sus familias como es el caso del municipio de Lorica». 
No hay suficientes camas UCI para enfrentar pandemia en Córdoba 
El departamento de Córdoba con más de un millón 555 mil habitantes, cuenta actualmente con 1.193 camas hospitalarias, 442 camas hospitalarias para niños, 281 camas UCI con ventilador y monitor, 25 camas UCI sin ventilador y monitor y 34 camas en zona de aislamiento en los cuatro hospitales departamentales y 27 municipales, según lo estableció Sigue La W. 
Ante este panorama el gobernador del departamento, Orlando Benítez, en diálogo con la W dijo que «lamentablemente se presentó un robo de dinero de la salud en administraciones pasadas y que hoy hubieran servido para dotar de elementos e infraestructura a la red hospitalaria de su región». Añadió que para nada de justifica que se roben recursos y menos de la salud. 

La historia se remonta al año 2015, cuando la Contraloría empezó a evidenciar que en el departamento de Córdoba se usaron excesivamente recursos públicos para financiar la salud, desde 2010 y durante cinco años. Al hacer una revisión, la entidad notó cómo se utilizaron a personas para que fingieran estar enfermas de hemofilia con el objetivo de cobrar por medicamentos para el tratamiento de esa enfermedad y que no estaban incluidos en el plan obligatorio de salud (POS).  

Y es que en tan solo un año, los pacientes de esa enfermedad pasaron de 40 a 90, lo que prendió las alarmas en el Ministerio de Salud, al tratarse de una patología poco frecuente en Colombia y mucho menos en el departamento de Córdoba.
Después de cobrar por esos medicamentos, al Sistema General de Participaciones- SGP-, la plata se la repartían entre funcionarios y contratistas de la región, empezando por el propio gobernador de la época, Alejandro Lyons, quien hoy enfrenta un proceso de responsabilidad fiscal en la Contraloría. 
En este entramado de corrupción jugó un papel importante el testigo clave conocido como Guillermo Pérez, quien era el representante legal de la EPS Unidos por su bienestar, una de las instituciones que se utilizó para poder desviar recursos en este cartel. Su confesión fue determinante ante la Fiscalía para conocer cómo se repartieron la plata. 
Igualmente la Contraloría, en sus investigaciones, hizo entrevistas a los supuestos pacientes y allí se dio cuenta que muchos no habían recibido el medicamento o que en muchos casos no existían, también encontró que había nombres inventados o personas que ya habían fallecido. 
La entidad de control estableció que la plata que en total alcanzaron a cobrar ascendió a más
de 50 mil millones de pesos,
 y en tres años de investigación hay una lista con más de 30 personas vinculadas, entre gobernadores, congresistas, contratistas y fiscales. Sin embargo, por este escándalo solo hay un condenado. 
En las calles de Córdoba no hay conciencia del coronavirus 
Sigue La W dialogó con el representante de la veeduria ciudadana de de Cereté, Abraham Homero Ángulo, quien indicó que «en varios municipios del departamento no hay recursos suficientes para enfrentar un eventual y masivo contagio de coronavirus y que los hospitales tampoco están dotados de manera adecuada». 
Dijo que el personal médico de los hospitales no cuenta con la dotación adecuada para el protocolo de atención a pacientes positivos con Covid-19 y que todo se deriva ante la falta de dinero por el robo de los dineros de la salud durante la administración de Alejandro Lyons, sumado al desvío de recursos del Programa de Alimentación Escolar -PAE-. 
Frente a las campañas que se adelantan en el departamento de Córdoba para que las personas se queden confinadas en sus casas como medida preventiva, señaló «que no se está acatando en su totalidad porque hay municipios que viven de la informalidad y muchas personas continúan en las calles rebuscando dinero para llevar a sus familias como es el caso del municipio de Lorica». 
No hay suficientes camas UCI para enfrentar pandemia en Córdoba 
El departamento de Córdoba con más de un millón 555 mil habitantes, cuenta actualmente con 1.193 camas hospitalarias, 442 camas hospitalarias para niños, 281 camas UCI con ventilador y monitor, 25 camas UCI sin ventilador y monitor y 34 camas en zona de aislamiento en los cuatro hospitales departamentales y 27 municipales, según lo estableció Sigue La W. 
Ante este panorama el gobernador del departamento, Orlando Benítez, en diálogo con la W dijo que «lamentablemente se presentó un robo de dinero de la salud en administraciones pasadas y que hoy hubieran servido para dotar de elementos e infraestructura a la red hospitalaria de su región». Añadió que para nada de justifica que se roben recursos y menos de la salud. 

Somos @laindependencia y siempre estamos del lado de la gente.

Deja un comentario

No puedes copiar el contenido de esta página.

Si usted continúa navegando dentro de nuestro portal web, autoriza a NEWSAND LLC para que realice el uso de cookies, de conformidad con los términos de uso.    Más información
Privacidad